La Música es Ritmo

"En cualquier arte y en cualquier ciencia no debe ignorarse el ritmo". Miyamoto Musashi

Ritmo

      El ritmo, en la música es la colocación de los sonidos en el tiempo. En su sentido más general, el ritmo (rhythmos en griego, derivado de rhein, "fluir") es una alternancia ordenada de elementos de contraste. La noción de ritmo también se da en otras artes ( por ejemplo, la poesía, la pintura, escultura y arquitectura), así como en la naturaleza ( por ejemplo, los ritmos biológicos).

   

Elementos del Ritmo

      A diferencia de una pintura o una escultura, que son composiciones en el espacio, un trabajo musical es una composición que depende del tiempo. El ritmo es un patrón de la música representado en el tiempo. Cualquier otro elemento de una determinada pieza musical puede tener ( por ejemplo, los patrones de tono o timbre), el ritmo es el elemento indispensable de toda la música. El ritmo puede existir sin melodía, como en los toques de tambor de la música primitiva, pero la melodía no puede existir sin ritmo. En la música que tiene tanto la armonía y la melodía, la estructura rítmica no se puede separar de ellos. Platón hizo la siguiente observación acerca del ritmo: es "un orden del movimiento", cuenta con un práctico punto de partida analítico.

El Pulso

     La división de la unidad de tiempo musical se llama pulsoDel mismo modo que uno es consciente del pulso constante del cuerpo, o del latido del corazón, así cuando componemos, interpretamos, o escuchamos música, uno se da cuenta de una sucesión periódica de latidos o pulsos. (Ver ejemplo en el video) En el siguiente video podemos apreciar los latidos de esta sencilla, pero conocida canción. El pulso está representado por las barras. Podemos acompañar la canción con palmadas, éstas marcarían el pulso. 



     Si acompañas con las palmas esta canción, te darás cuenta de que coinciden las palmadas donde hay una barra con las sílabas que ves arriba. Recuerda que cada palmada representa el pulso de la canción y que este debe ser regular, en períodos iguales de tiempo. Cuando alguien pide que acompañemos con las palmas una canción estamos haciendo el pulso de la misma.

     El Pulso es un tiempo constante
 que no cambia durante toda la canción,
a menos que la misma  indique diferentes velocidades de tiempo.


Tempo

     El ritmo del compás fundamental se llama tiempo ("tempo" en italiano). Existen expresiones de tempo que sugieren la existencia de un tempo que no es ni lento ni rápido, por ejemplo "moderato" (moderado). Este se asume a menudo por ser un ritmo natural, como el caminar (76 a 80 pasos por minuto) o de un latido del corazón (72 por minuto). El tempo de una obra musical, indicada por un compositor no es, absoluta ni definitiva. En el transcurso de la obra, es probable que varíe de acuerdo a las ideas interpretativas del músico o director, según sus consideraciones, tales como el tamaño y la reverberación de la sala, el tamaño del conjunto o agrupación y, en menor medida, la sonoridad de los instrumentos. Un cambio dentro de tales límites no afecta a la estructura rítmica de una obra.

Tempo Rubato     

     El tempo de una obra nunca es inflexiblemente matemática. Es imposible adherirse a una métrica rítmica rígida y constante, seríamos robots musicalesEn un pasaje musical podría ser necesario un tensado de tempo; en un lugar lleno de gente podría ser necesario un aflojamiento. Tales modificaciones de tempo, conocidos como tempo rubato, es decir,"tiempo robado", son parte del carácter de la música. El Rubato necesita el marco de un pulso de la que se puede salir y a la que se debe volver a entrar.


     Como vemos esta imagen, el tempo rubato está indicado al principio de la partitura, e indica que toda la obra irá a un tempo variable, donde el interprete adelantará o atrasará el tempo, según su gusto.

Acento

     La mente siempre tiene un principio organizador para la percepción de la música. Los experimentos muestran que la mente instintivamente forma grupos de sonidos regulares e identifica en grupos de dos y de tres, haciendo hincapié en cada segundo o tercer tiempo, y por lo tanto crea a partir allí, una serie pulsos fuertes y débiles.

     El acento de una obra musical se siente de forma natural (así como sentimos el pulso) cada dos, tres o cuatro tiempos, creando así los compases simples      


     Puedes observar el Acento marcado cada dos, tres o cuatro tiempos, con la figura ">" debajo de los pulsos correspondientes.





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Entradas Relacionadas

Entradas